Inicio
Quién Soy
Mis Proyectos
Mi Opción Pedagógica
Mis Videos Favoritos
Mis Enlaces Favoritos
De Jesús a Traslúcido

 

Jesús Jara nos transmite, a través de su libro El Clown, un navegante de las emociones, un concepto novedoso de lo que es un payaso en cuanto a su proyección y trascendencia más allá de los límites de las artes escénicas, y pone a disposición de los formadores, profesores, estudiantes de pedagogía, monitores, animadores, profesionales del teatro y aficionados una herramienta que es, al mismo tiempo, divertida y práctica.

En la primera parte realiza un breve estudio histórico sobre el desarrollo del clown en el teatro, el cine y el circo.
En la segunda nos desvela variados aspectos sobre su filosofía payasa y nos ofrece pautas sobre el uso de la nariz, la mirada, la voz, el vestuario y el maquillaje, así como indicaciones relativas al formador y su trabajo.
En la tercera, finalmente, ofrece una gran cantidad de juegos y ejercicios que ayudan a conocer y desarrollar el clown que cada persona tiene en su interior.

Alfredo Mantovani, especialista en Teatro en la Educación, prologa este manual de técnicas clownescas, afirmando que ir a la búsqueda del propio clown nos inducirá siempre a explorarnos y recuperar nuestro niño o niña interior. Jugar en clave de clown es representarnos a nosotros mismos como lo hacen los niños y niñas cuando juegan al teatro.

LA POÉTICA DEL CLOWN

                                                                  Si te acuestas pensando que eres payaso y te levantas
                                                                              sintiendo que eres payaso...
                                                                               Entonces, ya eres payaso.

A lo largo de años de experiencia, como clown y como formador, he ido descubriendo algunas particularidades del payaso que se repiten con insistencia en la práctica cotidiana. Con el afán de ser didáctico las he sistematizado a modo de premisas que ayudan a configurar lo que podríamos llamar la poética del clown. Son características que le diferencian de otro tipo de trabajo teatral y que nos dan pistas sobre lo acertado o no del camino que vamos recorriendo en busca de nuestro payaso. Debe ser para el pedagogo una especie de guía orientadora, para consultarla frecuentemente y comprobar si el código que se está trabajando forma parte del alma del clown. Es decir, si estamos improvisando en clave clown o, simplemente, estamos haciendo teatro cómico o juego dramático.

Sus grandes verdades
 

  •  El Clown representa nuestro mejor otro yo y la posibilidad, por tanto, de practicar la    esquizofrenia sana.
  •  El clown es y siempre debe ser auténtico.
  •  El clown es sincero y espontáneo.
  •  La mirada del clown es un espejo a través del cual vemos su interior y nuestro reflejo en él. Por tanto, es transparente. Sus intenciones se ven, incluso cuando intenta engañar.
  •  El clown es apasionado, todo lo siente y lo hace al 100 % de intensidad.
  •  El clown es la esencia de nuestro niño interior filtrada por las experiencias.
  •  El clown es creativo y la creatividad se manifiesta en su estado más puro ante las    limitaciones
  •  El clown es un ser libre y, desde esa libertad, se relaciona con el espacio, el tiempo, los      objetos y las personas.

Sus emociones

  • Las emociones del clown son su plataforma de acción, es decir, detrás de cada acto hay una emoción que lo motiva.
  • En el registro emocional de un clown, éste puede pasar de un estado a otro con la misma rapidez que lo sienta dentro de sí.
  • Sienta la emoción que sienta, es imprescindible que el clown transmita siempre ternura.
  • El clown no es consciente de exagerar. Si lo hace, es debido a su apasionamiento, que le hace creer en la veracidad de su exageración.
  • El clown es complejo, es decir, está compuesto de variadas características que conforman sus múltiples rasgos de personalidad, lo cual le confiere una gran riqueza expresiva, emocional y personal.
  • El clown tiene una buena autoestima. Cree en su inteligencia, aún cuando ésta le traicione, lo cual ocurre con bastante frecuencia.
  • El clown es un ser vulnerable pero no frágil. Al contrario, casi siempre animoso y positivo frente a las dificultades.

Su relación con el exterior

  • El clown es curioso ante el mundo que le rodea.
  • El clown no acepta más reglas que las que requieren el presente inmediato y el amor y el respeto al ser humano.
  • El clown no busca problemas. Se los encuentra constantemente y ello le moviliza.
  • El clown no pretende divertir sino divertirse. No busca hacer reír sino el cariño del público. La risa y la diversión se producen como consecuencia del choque entre el espíritu y la lógica del clown, por un lado, y los de la sociedad y los demás, por otro.
  • El clown juega constantemente. Es su manera de explorar, de aprender, de conocer, reconocer y relacionarse. Es su forma de vivir.

 

Sus dualidades

  • El clown condensa en sí mismo a Don Quijote y Sancho Panza. Es idealista y pragmático. Soñador y realista.
  • El clown es persona de grandes proyectos y objetivos, pero en el camino suele encontrar pequeñas cosas que atraen su atención y se convierten en prioritarias.
  • El clown puede ser blando o duro, fuerte o débil. Todo depende de su estado anímico, sus motivaciones y su soledad o compañía.

Su lenguaje

  • En la manera de expresar del clown, una imagen vale más que mil palabras, aunque una frase corta a tiempo explica más que mil gestos excesivos.
  • En el clown, la comprensión y utilización del lenguaje es lógica y primaria.

Su lado oscuro

  • El clown no insulta, expone sus opiniones y/o emociones a través de palabras que juegan ese rol. En su boca, cualquier palabra puede cumplir ese objetivo: cantábrico, entelequia, tontornillo, raciocinio, pinacoteca, toliliputiense, etc.
  • El clown no transmite violencia... ni cuando agrede.
  • El clown puede conducirse de manera cruel, siempre y cuando se produzca un efecto distanciador de dicha crueldad para el que mira: inconsciencia al hacerlo, exageración al imaginarlo, excentricidad en la forma de realizarlo, rectificación inmediata...

 

Sus acciones

  • En la manera de comportarse del clown, no existen tonterías. Todo lo que hace tiene coherencia, la suya. Eso convierte cualquiera de sus actos, incluso el más absurdo, en normal.
  • El clown permanece en constante estado de máxima sensibilidad, es decir, exento de la obligación de tener que hacer algo, y atento a cualquier percepción que le catapulte a hacer.
  • El mundo de los payasos gira en torno a sus problemas y cómo resolverlos.
  • El clown siempre encuentra solución a cualquier dificultad, su solución clown. Esto es, impensable para cualquier otra persona, pero satisfactoria para él y coherente con su forma de ser.

 

Ser Clown significa estar Clown.
Percibir, sentir, accionar y relacionarse desde un estado payaso,
que consiste en estar contigo mismo, tendiendo un puente hacia los demás a través de la mirada.
El estado payaso es la suma de todas las particularidades que conforman esta Poética.

 

ÍNDICE

  • PRÓLOGO
  • INTRODUCCIÓN
  • APROXIMACIÓN HISTÓRICA

      El clown y el teatro
      El clown y el circo
      Clowns en el cine

  • FILOSOFÍA Y PSICOLOGÍA DEL CLOWN

      La función social del clown
      El clown y la infancia
      Infancia, clown y dibujos animados
      La pasión por vivir
      El clown es un persona segura de sí misma
      El clown como valor terapéutico
      La máscara de la nariz roja
      La mirada del clown

  • METODOLOGÍA Y PRÁCTICA

      La poética del clown
      Las palabras que conforman el estado payaso
      El nacimiento de un clown
      La improvisación como medio de encontrar nuestro clown
      Los complementos del clown: vestuario, maquillaje, voz y nombre
      ¿Cómo formar y formarse
      Contra una pedagogía del sufrimiento
      Por una pedagogía del placer
      Cuadro comparativo entre ambas pedagogías
      Manual básico del pedagogo
      Esquema de una sesión
      1) Juegos de calentamiento
      2) Juegos de preparación
      3) Propuestas de improvisación con nariz
      Propuestas lúdicas para imaginar y planificar
      Las veladas desclowntroladas
      La Escuela de Payasos los hijos de Augusto

  • MISCELÁNEA
      Otras voces
      Más sobre el universo clown
      Sueños de payasos
      Pensamientos filosóficos, declaraciones de amor, poesías y consignas políticas
      La fórmula del Clown
  • POSDATA
      Bibliografía
      Directorio de interés
      Maneras de conseguir este libro
      El autor